martes, 12 de febrero de 2013

SMILE

Behind my smile is everything you won’t understand… 

Río cuando estoy feliz e incluso río cuando lloro o discuto con alguien, si me preguntan qué me identifica puedo decir sin dudarlo que es mi sonrisa, esa que llevo puesta en mi rostro en la mayoría de las ocasiones. A diferencia de muchas personas que suelen esbozar una falsa sonrisa, yo simplemente la llevo puesta desde que nací, y debo decir que esta me ha sido de gran utilidad a lo largo de mi vida. 
De ahí mi seudónimo “Clauch Smiles”, con el que me siento totalmente identificada, río porque sí y río porque no. Es la mejor medicina para cualquier mal, aunque bueno, ya sabemos que ni esa medicina sirve en algunos casos, pero al menos hace más llevadero todo. 
Río por razones obvias como una buena película, un chiste, una caída o porque conocí a alguien; y río también por razones no tan obvias como una película de terror mal hecha, un pésimo chiste, una caída o un golpe accidental (mío), un regaño o una discusión… sí que me va mal cuando en medio de una discusión suelto mi risota, y es que aunque esté consciente de la seriedad del asunto no puedo evitar que salga de mí una escandalosa carcajada, con lo cual, cualquier esfuerzo por parecer inocente resulta en vano, así lo sea. 
Tal vez me da risa el inicio de una discusión sin motivo o con un motivo débil para desenlazar tan incómoda situación, porque hace falta mucho para que yo en mis 5 sentidos inicie una pelea, y nunca, pero nunca alzo la voz, soy una peleona muy “cordial” pero ¡hay de quien levante el tono en mi presencia! Me descompone inmediatamente, con lo cual cualquier posibilidad de llegar a un acuerdo resulta imposible en dicho momento. Si al contrario  usan un tono suave, puedo ser muy razonable y algo influenciable, llegar a un acuerdo conmigo es tarea fácil para quienes conocen a la perfección el arte de maquillar cada frase, palabra o letra pronunciada, así, un “vete al diablo” maquillado debería sonar algo así como: “linda no estoy de acuerdo :3” como pueden ver la frase va acompañada de un adjetivo calificativo, lo cual la hace un poco más digerible, y así sigo riendo hasta llegar a un acuerdo. 
Es así entonces como una sonrisa se convierte en mi mejor escudo, sonrío para evitar una discusión o un regaño, sonrío para caerle bien a la gente, sonrío a mis amigas, sonrío queriendo y también sonrío sin querer. 
(Empecé a escribir esta entrada después de una conversación con Insane, la risa es contagiosa y siempre, siempre deberíamos reír... :D) 

lunes, 4 de febrero de 2013

UPDATE


La vida está hecha de momentos y de ti depende que esos momentos se conviertan en valiosos recuerdos que sin importar su naturaleza te harán más fuerte en lugar de lo contrario… 

Se que dejé que esos momentos del pasado me atormentaran por tanto tiempo que día a día me sacaron el alma de a poco, me convirtieron en una persona desconocida incluso para mí, me debilitaron hasta tal punto que me enfermaron física y mentalmente, me llevaron a sobrepasar los límites más inimaginables. Me perdí! no lo niego, pero ahora he decidido encontrarme, enterrar esa persona que desconozco y que ciertamente ha dejado de gustarme. Ahora se que he estado mal todo este tiempo, el universo no conspira contra mí, tal vez mi mente y yo hemos conspirado contra el mundo. 
Se que aún me queda mucho camino por recorrer y que lo que tanto quiero no sucederá en un abrir y cerrar de ojos. Se que tengo un trastorno de alimentación, un trastorno depresivo y una mente llena de obsesiones, entre mil cosas más que me hacen una perfecta "imperfecta", pero también se que tengo muchas ganas de vencer todos los monstruos que me atormentan, no estoy pasando por el mejor momento de mi vida pero se que terminará pronto, todo estará mejor y esta experiencia me ayudará en algún momento de mi vida, se que debo vivirla para poder "vivir", suena complejo y tal vez ni yo lo entiendo, pero algún día lo haré, al menos eso espero. 
Por otro lado, han pasado algunas cosas en los últimos días, momentos de los que quiero dejar constancia para que nunca se me olviden...  
Sucedió que me vi con un amigo que quiero mucho después de mucho tiempo, siempre había existido cierta química entre nosotros, pero cuando él intentó tener algo conmigo, yo estaba comprometida y así nuestra historia quedó congelada para ser amigos por siempre. Ahora bien, no se si fue el calor de algunos tragos, un poco de música romántica, luz tenue o la soledad de la noche lo que hizo que algo pasara… pero al final de la noche terminamos  lo que nunca habíamos empezado, después de casi 10 años de amistad amanecí a su lado algo enamorada, algo desilusionada. Sabía que sería una historia fugaz que estaba condenada a terminar desde el mismo momento en que quiso empezar… él está con alguien y si tengo algo claro en la vida es que no soy de las que asume el papel de "la otra" mientras "el otro" tiene todo lo que quiere. Debo dejar de pensar en él y asumir mi presente. Tal vez estoy condenada a estar sola por el resto de mi vida o para darme ánimos, podría decir que tal vez en algún lugar del mundo esté mi media naranja, no lo se, pero aún así lo quiero. Guardaré este recuerdo por siempre para que nunca se me olvide el sabor de sus labios... 
Pero bueno, no todo es malo, ha pasado algo interesante también y lo bueno es que no tiene un final triste. Hace un año, cuando todo mi "problemita" empezó, conocí a anto en el chat, no se porqué para mí siempre ha sido más fácil escribir que hablar, y sucedió que me di cuenta que tenía mil cosas más en común con ella que con mis mejores amigas, y fue entonces cuando después de hablar y hablar casi a diario se convirtió en una de mis mejores amigas, por hay dicen que dios las hace y ellas se juntan! no hay nada mejor que poder hablar con alguien que te entiende porque ha vivido lo mismo que tu y no tienes que esforzarte por ser alguien que no eres, una amiga para reír y para llorar. La verdad pensé que todo se iba a quedar en pantalla, estábamos muy lejos y no creí que eso fuera a cambiar, pero después de todo estaba equivocada y por cosas del destino, terminamos viviendo en la misma ciudad y así pude corroborar lo que alguna vez leí de ustedes… es como si nos conociéramos de siempre.  
Al fin un primer final feliz después de muchos tristes... seguiré esperando a que lleguen muchos más...