miércoles, 26 de agosto de 2015

Y VUELVE LA BURRA AL TRIGO

En muchos casos podría decir que mi palabra no vale mucho cuando de dietas  se trata, pero esta vez estoy más que decidida a no fallar y cumplirme a mí. Llevo algunos meses sin ayunar y el resultado ha sido desastroso, creo que he subido al menos 10 kilos y me pesan no solo en mi cuerpo, sino también en mi cabeza. No entiendo por qué en mi vida tiene que ser todo o nada, ¿por qué no hacer una dieta normal? ya he comprobado que cuando ayuno bajo, pero me enfermo y cuando empiezo a comer no me quedo en el mismo peso, tengo que subir cada día más. 

Bulimia restrictiva, eso me diagnosticaron. Más bien creo que soy una comedora compulsiva que no puede combatir sus problemas más que comiendo como si no hubiera un mañana, como si nada más pudiera aliviar el dolor, la frustración o el desamor.

Esta vez quiero intentar hacer las cosas de una manera diferente. Que de algo sirvan todas las horas que he pasado en terapias oyendo el mismo sonsonete. He hecho 2 días de líquidos para desintoxicarme de tanta basura, y quiero empezar una "dieta", pero no como las de antes, la skinny girl, la abc, la de la manzana, piña y atún, lechuga... ¡No voy a matarme de hambre! la voy a hacer como una persona normal y espero que funcione por mi bien. Porque quiero ayunar con todas mis fuerzas, hacer 10 días de líquidos, matarme de hambre, sentir dolor de cabeza o marearme; es loco pero mi cabeza me dice que es lo único que puedo hacer para no atracarme. Esta vez voy a apagar esa voz y darme una oportunidad para hacer las cosas de otra forma, quiero salir de este círculo. 1 año de ayunos, 1 año de atracones, subo 20 kilos, bajo 21 y lo peor es que nunca me siento bien, suelo sentirme igual de desdichada con 20 kilos más o menos, da lo mismo. Así que sé que lo he dicho mil veces, pero "suerte para mí" esta vez voy a lograrlo, de lo contrario me auguro otro año de ayunos y depresión. 
¡He dicho!